0

CASAS YMCA PARA MENORES MIGRANTES

Desde la apertura en 1990 de la primera Casa YMCA para Menores Migrantes en Tijuana, Baja California, este programa ha atendido a más de 45,000 menores.

Las Casas YMCA se encuentran también en Ciudad Juárez, Chih., desde1995; en Piedras Negras, Coah., desde 2000; y en Agua Prieta, Son., desde 2003. Su misión es contribuir al desarrollo integral en Espíritu, Mente y Cuerpo de los menores migrantes en la zona fronteriza mexico-estadounidense, logrando la mayor protección posible de sus derechos humanos, proveyéndoles de un refugio seguro y sano donde reciban alimentos, ropa y acceso a telecomunicaciones, para después reunificarlos con sus familias.

Programa pionero en su tipo y de significativa importancia en las ciudades fronterizas mexicanas que reciben población migrante, brindan un hogar provisional gratuito a menores de ambos sexos procedentes de diversos puntos de nuestro país, o de Centroamérica, que en su intento por cruzar la frontera norte de manera ilegal son detenidos, arrestados y deportados a México por las autoridades migratorias de Estados Unidos

Personal de las Casas YMCA acude a la garita fronteriza a recoger a estos menores que en ocasiones permanecen largas horas sin poderse mover del recinto migratorio para buscar alimento, agua o descanso. La Casa les provee del ambiente hogareño, seguro y digno que les ayuda a enfrentar la dramática y desesperante realidad en la que se encuentran solos y completamente vulnerables en las agresivas ciudades fronterizas. El matrimonio residente en cada Casa YMCA, o familia anfitriona, procura, antes que nada, recuperar la estabilidad emocional y física del menor, atendiendo de forma prioritaria sus necesidades básicas de alimento, cuidado y salud. Posteriormente, la trabajadora social inicia el proceso de reunificación familiar mediante la poca, incierta o nula información que el menor proporciona.

Su permanencia en las Casas es de 3 a 8 días, mientras se logra el propósito fundamental de reintegrarlos con su familia, por lo que resulta difícil implementar programas de largo plazo; sin embargo, se realizan pláticas educativas, se coordinan actividades fuera del centro, se supervisa el trato que reciben los menores durante el proceso de repatriación y se mantienen relaciones estrechas y respetuosas con las autoridades gubernamentales. Se han fomentado programas de servicio social con algunas universidades.

Las actividades que realizan los menores en las Casas YMCA mientras esperan a sus familiares son básicamente de apoyo en el aseo de la casa, tienen acceso a juegos de mesa, libros, televisión, y a salidas eventuales a centros comerciales o parques deportivos.Se ha diseñado con mucho éxito un sistema de recepción y canalización de menores hacia sus hogares después de ser atendidos en nuestras Casas que incluye, en muchos casos, la transportación a sus lugares de origen

0

 

 

 

© Derechos Reservados.
El contenido de este sitio, así como las ilustraciones y textos, están protegidos por Derechos de Autor a favor de
ACJ de la Ciudad de México (YMCA), A.C. Se prohibe el uso o la reproducción de cualquier parte sin autorización.
Sitio desarrollado por Grupo Anáhuac